Thomas Hughes

THOMAS HUGHES Y LOS SISTEMAS TECNOLÓGICOS

Es desarrollo de los estudios de la tecnología, desde diferentes ámbitos de las Ciencias sociales, da lugar a distintos enfoques o perspectivas. Dentro de los enfoques descriptivos, e inserto en la orientación constructivista, Thomas P. Hughes desarrolla su concepción de los sistemas tecnológicos. Su punto de partida es la tradición histórica del análisis de la tecnología, cargada de supuestos deterministas. Hughes, aunque heredero de ellos, se propone superarlos explícitamente. Del mismo modo, su asunción de una visión sistémica a partir de elementos heterogéneos integrados en red, acerca su teorización a las concepciones constructivistas. Su intención es a la vez trascerder el determinismo tecnológico sin caer en un constructivismo ortodoxo. A pesar de ello, parte de sus desarrollos teóricos suponen  el punto de arranque esencial, de las argumentaciones de Bruno Latour y Michael Callon , artífices de las posturas consideradas más radicales, dentro de la perspectiva consturctivista.

Enfoques descriptivos

Sociología constructivista de la tecnología

  • Los sistemas tecnológicos de Thomas P. Hughes: Invención, desarrollo, innovación, transferencia, crecimiento, competición y consolidación
  • Programa de constructivismo tecnológico  SCOST1 de     Trevor Pinch y Wiebe Bijker : la tecnología exitosa no es la única posible
  • Red de Actores de Bruno Latour y Michel Callon: los procesos de innovación y desarrollo tecnológico son resultado de tensiones, acuerdos y negociaciónes entre actores (humanos y no humanos)

thomas hughes

Si bien la Historia de la Tecnología se ha centrado habitualmente en el estudio de los instrumentos, herramientas y máquinas, con una visión acumulativa lineal, en la que los artefactos más recientes van reemplazando a otros siguiendo el criterio de eficiencia técnica, los actuales estudios CTS y su orientación constructivista, utilizan el análisis historiográfico con una utilidad didáctica.  De este modo, el empleo de la historia de la tecnología, como recurso didáctico, se emplea desde este enfoque, con un triple objetivo:

  • Poner de manifiesto la noción de determinismo tecnológico que subyace a la tradición histórica y que pasa a formar parte del “imaginario colectivo”
  • Utilizar el análisis de casos históricos para ilustrar las nuevas perspectivas constructivistas
  • Observar el desarrollo histórico de las relaciones ciencia y tecnología

Así, Thomas P. Huges a partir de su concepción de los sistemas tecnológicos, pretende dar cuenta de los periodos, no sólo de cambio sino de los de estabilidad y declive, de los procesos de innovación tecnológica. La unidad de análisis de la que parte, es el sistema tecnológico. Concibe éste como: un conjunto de componentes heterogéneos, desde artefactos físicos, organizaciones, componentes incorpóreos de tales organizaciones, dispositivos legales y recursos naturales integrados en una red.   Los componentes se encuentran interconectados en una red de relaciones, controlada por un sistema central. Este control se ejerce para optimizar el sistema, el desempeño del mismo y dirigirlo hacia sus metas.  Los límites del sistema se definen en función de lo controlable por el mismo, por lo que lo social no es el entorno de lo tecnológico. Estos sistemas se establecen y desarrollan mediante: la inversión de recursos económicos, habilidades prácticas y formas organizativas, y no como un proceso natural y necesario, argumento común desde la perspectiva determinista.

Para Hughes el desarrollo de los sistemas tecnológicos puede caracterizarse a partir de distintas fases. Estos diferentes periodos en los que estructura su evolución, tienen más bien un carácter pedagógico, analítico y expositivo, pues las interconexiones entre ellos no permiten delimitar con toda nitidez, cada una de estas fases, cuando el esquema se aplica empíricamente a cada uno de los ejemplos concretos, de diferentes procesos de innovación y desarrollo tecnológico. Pero como herramienta metodológica tiene un gran potencial, ya que a su vez es fruto del análisis empírico e historiográfico.

A este respecto, Huges distingue fundamentalmente tres fases – en otras ocasiones y análisis concretos las desagrega en cinco- en el desarrollo de los sistemas tecnológicos, respecto a cada una de las cuáles, destaca el protagonismo de la acción social, de diferentes grupos.

Fases del desarrollo de los sistemas tecnológicos:  Invención,  desarrollo de innovación, transferencia, crecimiento, competición, consolidación (creación de una “cultura tecnológica”) y estabilización 

FASES INTERESES y GRUPOS DOMINANTES
  • Invención y desarrollo (crecimiento)
  • Transferencia tecnológica (consolidación)
  • Crecimiento del sistema (estabilización)
  • Ingenieros, inventores,     innovadores
  • Comerciantes, administradores y  negociantes
  • Economistas, administradores y políticos

Además de este recurso analítico, Thomas P. Hughes pone de manifiesto, que esta nueva perspectiva que pretende dar cuenta no sólo de los periodos de innovación de las     tecnologías, sino de los de estabilidad y declive, tiene la necesidad de nuevas herramientas y conceptos metodológicos. A este respecto dos sus aportaciones más destacadas: las nociones de inercia/momentum y saliente inverso o contrasaliente:

COMPONENTES METODOLÓGICOS 

  • Saliente inverso o “contrasaliente” (metáfora de las líneas de combate que ceden al avance enemigo). Los “contrasalientes”, por tanto, son zonas de desequilibrio en el crecimiento desigual de los sistemas. La metáfora es útil y apropiada porque en su desarrollo, los sistemas presentan “contrasalientes” con las mismas características de las líneas de fuego: irregularidad, información parcial y cualidades impredecibles.
  • Inercia/Momentum. Hughes explica la relación entre tecnología y sociedad a partir del concepto denominado momentum tecnológico, es decir, la propensión de las tecnologías por desarrollar trayectorias previamente definidas en un determinado momento de su desarrollo. Dice Hughes que cuando el sistema es joven, el entorno configura el sistema. A medida que el sistema va siendo mayor y más complejo, va cobrando impulso o momentum y el sistema es cada vez menos configurado por su entorno y por el contrario el sistema se convierte en el elemento que más configura la sociedad. En otras palabras, el desarrollo social configura y es configurado por la tecnología.

ANALISIS DE CASOS HISTÓRICOS 

El caso de Thomas Alva Edison

“Edison, por ejemplo, fue indudablemente un ingeniero de   indudable inventiva. Pero sus cuadernos de notas revelan que sus pensamientos iban mucho más allá de la simple    ingeniería. Trataba de forma simultánea los costes económicos, los impedimentos políticos y el conocimiento científico disponible. Su éxito según, Hughes, residió     precisamente en la forma en que fue capaz de moldear todos estos elementos heterogéneos y de asociarlos entre sí para formar un sistema”

Eduardo Aibar “La vida social de las máquinas: orígenes desarrollo y perspectivas actuales   en la Sociología de la Tecnología.” REIS Nº 76, p. 150 

 

edison 

Fuente: Manuel Irusta. EL MUNDO

A este respecto, muchas son las producciones de divulgación científica y documentos, los que ponen de manifiesto, que un elemento decisivo del éxito y la implementación de los desarrollos tecnológicos de Edison, fue la comprensión inconsciente del funcionamiento reticular y sistémico de los procesos tecnológicos. Como el propio Hughes señala, el carácter de los innovadores y su red de relaciones personales y el manejo de las mismas, resultan aspectos cruciales en el desarrollo de los sistemas tecnológicos. Muchas de las ideas de Nikola Tesla, recuperadas y valoradas casi cien años después, fueron planteamientos objetivamente más eficientes o interesantes desde el punto de vista técnico, pero no prosperaron. Las múltiples tensiones entre Edison con otros inventores como el propio Tesla y otros como Joseph Wilson Swann, Heinrich Göbel, o corporaciones como United States Electric Light Company le obligaron a tener permanentemente interminables batallas judiciales. Estas controversias sobre patentes, no siempre atribuyeron legítimamente las autorías a sus correspondientes inventores, y solo análisis históricos posteriores han mostrado los “inventos que no son de Edison” pero que generalmente son asociados a él, como la bombilla eléctrica incandescente.

Actualmente se reconocen otros inventores relacionados con esta idea y su desarrollo en laboratorio, como el citado Joseph Swan, Henry Woodward, Matthew Evans, James Bowman Lindsay, William Sawyer, Humphrey Davey  y también Heinrich Göbel.

Edisonpatentebombilla¿Inventó Edison la bombilla eléctrica?.  La primera fibra de carbono de aplicación industrial  y la invención de la bombilla eléctrica

Tomas Alba Edison (1847-1941) vivió y trabajo en Estados Unidos llegando a ser  el inventor más productivo de todos los tiempos. Patento 1903 inventos, entre ellos la lámpara incandescente, similar a la bombilla eléctrica que usamos en nuestros días. No obstante, y aunque existe cierta controversia al respecto, parece ser que fue Sir Joseph Wilson Swan el primero en inventar en Gran Bretaña la bombilla eléctrica en 1878. Edison mostró el mismo invento en 1879, pero  a diferencia de Wilson, Edison tenía la precaución de patentar todos sus inventos, por lo que demando a Joseph por haberle robado su idea. No obstante esta acción fue anulada llegando ambos a un acuerdo y compartiendo su invento para formar la compañía Edison and Swan United Electric Light Company en 1883.

Dibujo de la bombilla eléctrica de Edison en una de las múltiples patentes que solicito de esta invención

Básicamente la bombilla eléctrica objeto de la invención consiste en una ampolla de vidrio, a la cual se le hace el vacío, y que contiene un filamento que se pone incandescente, cuando es atravesado por una corriente eléctrica, emitiendo luz. El principal problema en aquella época era, sin embargo, encontrar un filamento que no se fundiese al poco tiempo de ponerse incandescente. Edison sí fue en este caso quien realmente resolvió el problema después de probar más de 6000 derivados vegetales e invertir alrededor de 50000 dólares intentando encontrar la fibra ideal para su filamento. Finalmente logro una bombilla basada  en un diseño cuyo filamento consistía en fibras de bambú carbonizadas, con las que consiguió una duración de ese primer prototipo comercial  de aproximadamente 1200 horas (algo casi  increíble si consideramos que en 1879 sus intentos no duraban más de 14 horas). Una celebrada anécdota relata como en la conferencia de prensa que se celebró para promocionar su nuevo invento, un periodista le pregunto: ¿qué sintió después de haber fracasado dos mil veces en hacer una bombilla?; a lo que Edison contestó: Joven, yo no fracasé dos mil veces en hacer una bombilla; me limité a encontrar mil novecientas noveinta y nueve formas de no hacer una bombilla. Esta  fibra de carbono (así como otras obtenidas con otros precursores) también fue patentada por Edison en 1879 y es considerada como la primera fibra de carbono patentada para una aplicación industrial. Así, la primera bombilla fabricada de forma industrial en 1881 se componía de un hilo de carbón (hebras de bambú carbonizadas) dentro de una ampolla de vidrio vaciada de aire. Esta lámpara tenía una eficacia luminosa de 2 lm/W y fue utilizada por primera vez en la Opera de París para la Exposición Universal de la Electricidad en 1881.”

Fuente: J. Ángel Menéndez. Instituto Nacional del Carbón, Oviedo. C.S.I.C.

 Desarrollo de los sistemas eléctricos

NETWOKS OF POWEREn su destacada obra NETWORKS OF POWER (1983), Thomas Hughes relata el complejo proceso de electrificación de algunas ciudades de  Europa y de América del Norte (Berlín, Londres y Chicago), relato que le sirve para ilustrar las diferentes fases, en las que estructura, su concepción del desarrollo de los sistemas tecnológicos.

1ª fase INVENCIÓN y DESARROLLO Papel central: Joseph Swann, otros innovadores que experimentaron en laboratorio con lámparas  incandescentes y el inventor y empresario Thomas Alva Edison, con una amplia visión sistémica por la que tenía en cuenta tanto los aspectos tecnológicos, como los organizativos y económicos  

2ª fase TRANSFERENCIA  Transferencia de la nueva tecnología a otros países y contextos

3ª fase CRECIMIENTO (resolución de problemas contrasalientes) Saliente inverso.   La diferencia de precio entre el gas y la electricidad   La política y legislación gubernativa y local (ej. La legislación británica no otorgaría permiso a fabricantes de  elementos electrónicos que no fuesen “universales”) y Edison había construido un sistema eléctrico completo de principio a fin y basado en la corriente continua. Controversia transformador, corriente continua/corriente alterna (desarrollada por Nikola Tesla): Solución método polifásico corriente punto a punto que produce un cambio de trayectoria del sistema eléctrico

 4ª fase CONSOLIDADCIÓN Sistema Universal de Distribución y Transmisión Institucionalización académica Ingeniería Eléctrica La “cultura del sistema”  

5ª fase ESTABILIZACIÓN Aparición de sistemas regionales y crecimiento de la importancia de los factores, económicos, políticos y legales

Con todo este análisis Hughes demuestra que  no existe un único modelo de sistema eléctrico sino que éste es contingente y relativo a las circunstancias locales, entre las que destaca sobre todo, las de carácter no tecnológico.  De este modo, demuestra la  interrelación sistémica que se da entre componentes sociales y tecnológicos.

Para Hughes, un invento se caracteriza por la definición de un problema y de la tecnología precisa para su resolución. De hecho, los inventos son soluciones puntuales para problemas críticos puntuales, definidos en el contexto de lugar, tiempo y otras circunstancias, entre las que no son las de menor entidad los caracteres de los inventores, sus simpatías y antipatías personales o el soporte que les puedan ofrecer las empresas. Todo ello pone de manifiesto el impacto mutuo entre tecnología y sociedad.

Artículos

Acevedo Díaz, José Antonio “¿Qué puede aportar la Historia de la   Tecnología a la Educación CTS?” Organización de Estudios Iberoamericanos. Sala de lectura CTS+I

Thomas Huges  “Impulso Tecnológico”  Smith, Merrit Roe y Marx, Leo (eds.), Historia y Determinismo Tecnológico, Madrid, Alianza, 1996.

Bijker, W.E.; Hughes, T.P. y Pinch, T. (eds.) “The Social Construction of   Artifacts: Or How the Sociology of Science and Socioloy of the   Technology Might Benefit Each Other”, en The Social Construction of   Technological Systems: New Directions in the Sociology and History   of Technology Cambrige (MA): MIT Press

Winner, Langdon “¿Los artefactos tienen política?”, en laBallena y   el Reactor, Gedisa Editorial, Barcelona, 1986 Winner, Langdon “ Las tecnologías como formas de vida”, en la   Ballena y el Reactor, Gedisa Editorial, Barcelona, 1986

Textos recomendados

HUGHES, Thomas Networks of Power Electrification in Western Society, 1880-1930 Johns Hopkins University Press Baltimore and LondonThe 1983
HUGHES, Thomas “El impulso tecnológico”, en Roe Smith, M. y Marx, L. (eds.) Historia y Determinismo tecnológico, Alianza Editorial Madrid 1994
Cardwell, Donald Historia de la Tecnología Alianza Universidad Madrid 2001
Iranzo, J. M.; Blanco, R. Et al. (coords.) Sociología de la Ciencia y la Tecnología CSIC Madrid 1994
Latour, B. Ciencia en acción Labor Barcelona 1992
Mumford, Lewis Técnica y civilización Alianza Editorial Madrid 2002
Winner, L. Tecnología autónoma La técnica incontrolada como objeto del pensamiento político Gustavo Gili Barcelona 1979

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s